BARACOA, ESENCIA DE CUBA:

Baracoa fue la primera capital de la isla, pero solo  durante 3 años, después fue Santiago.

Playa Baracoa-2

Vistas Baracoa

Fue bautizada como Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa y guarda en su iglesia del mismo nombre, la primera cruz que clavó Colón en tierra al pisar el Nuevo Mundo, la Cruz de la Parra.  Se llama así porque durante mucho tiempo estuvo desaparecida y apareció entre unas parras.  Como primer símbolo cristiano en América, se ha convertido en objeto de culto y tantos son los fieles que la veneran, que la han tenido que guardar en una urna de cristal y proteger sus extremos con metal para que no se llevasen más astillas de recuerdo.

Cruz de la Parra-Baracoa con copy

Cruz de la Parra – Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, Baracoa

Sus gentes también guardan la esencia de sus antepasados los indios taínos en sus facciones.  Son muy amables, sencillos y generosos.

En uno de nuestros paseos por Baracoa, descubrimos o nos descubrió a nosotros, un lugar semioculto a la orilla de la playa,  en el que se oía música a un volumen de discoteca y como la curiosidad nos puede, nos asomamos a ver que se cocía por allí.  En la entrada, un cartel escrito a mano  indicaba que era el Club Náutico de Baracoa.  La sorpresa que nos aguardaba fue muy agradable.  Había unas cuantas mesas como de merendero, entre árboles, unos altavoces enormes, un chiringuito como de playa y un montón de baracoenses alternando un baño en la playa, con un baile y una copa de ron.   La verdad es que al principio nos dio un poco de corte, porque parecía que irrumpíamos en alguna celebración privada, pero enseguida nos dijeron que podíamos tranquilamente tomarnos algo,  que aquel era un sitio público.  Éramos un poco la nota discordante, por nuestro color, nuestro aspecto medio urbanita, medio campestre, en fin, que se notaba que nos habíamos dejado caer por allí de pura casualidad.  Pero pasamos un rato muy agradable tomando unas cervecitas y charlando con la gente, que al momento nos vinieron a dar conversación para saber un poco de nosotros.  La curiosidad era mutua como os podéis imaginar.  Nos tomamos unas cervezas y nos vendieron unos cucuruchos de maní.  El maní o los cacahuetes como los llamamos nosotros, fueron la gran atracción para un nene chiquitín que hacía muy poco que caminaba y que no se apartó de mi lado hasta que se los acabó.  Y cuando ya nos íbamos,  el vendedor de maní que había observado que el peque se había comido todos mis cacahuetes vino y me regaló otro cucurucho.  Estos gestos de generosidad valen más que mil palabras.  Siempre hay gente humilde que te abre sus puertas y que te obsequia con lo que tiene.  Esto también forma parte del espíritu de Cuba.  Necesitan muchas cosas y quizá a veces te cansas un poco de que te pidan de todo, ropa, medicamentos, …, pero lo poco que tienen te lo ofrecen también a ti sin ningún reparo.

Baracoa es una ciudad que vive cara al mar, y sus calles discurren paralelas a su malecón presidido por un enorme busto de Cristóbal Colón.  Y cada extremo del malecón está presidido por fortalezas defensivas que seguro servían para defenderse de los piratas.  Al oeste está la Fortaleza de la Punta , con su recinto amurallado perfectamente conservado y desde el que hay unas buenas vistas de la silueta de El Yunque y un barco semihundido y oxidado que se quedó varado en el tiempo.

El Yunque con copy

El Yunque, Baracoa

El Yunque es el símbolo de Baracoa, es una montaña que por su forma parece una isla y que se ve a gran distancia mar adentro.  A los marineros les servía de referencia como si de un faro se tratara.

Al este del Malecón, la Fortaleza de Matachín, que alberga el Museo Provincial.   Este museo es muy original, al lado de alguna pieza arqueológica precolombina, te encuentras con fotografías de personajes ilustres de la ciudad, con los botines y los calzones de Pepe Legrá, el Puma de Baracoa, famoso boxeador y orgullo de los baracoeses e incluso una colección de unos coloridos caracoles autóctonos de la región que se llaman polimitas (que por cierto están en peligro de extinción, por lo que recomendamos que aunque os ofrezcan, no compréis collares ni pulseras hechos con sus conchas).   Levan su casa a cuestas coloreada con un gusto exquisito.

Polimita 1 copia

Concha del caracol polimita

¿No me digáis que no parece que alguien se ha entretenido en pintarlos?  Son una maravilla de la naturaleza.

La ciudad es además cuna de pintores y artistas que también dan un color especial a la ciudad.  (El mural de la foto está pintado por Roel Caboverde, nacido en Baracoa).

Pintores Baracoa con copy

Mural en la calle, Baracoa

Otro bastión defensivo también fue El Castillo de Baracoa, hoy convertido en hotel.

La oferta hotelera es más limitada en Baracoa que en otras partes de Cuba más turísticas, pero junto con el hotel Portosanto, el hotel La Rusa, etc… también hay hostales y casitas de particulares que alquilan habitaciones a los turistas.  Hay tipos de alojamientos para todos los gustos y bolsillos.

Nosotros nos alojamos en el Portosanto.  Es un hotel  modesto que  está instalado sobre la playa dónde atracó y colocó la Cruz de la Parra Cristóbal Colón. Está un poco alejado de la ciudad para ir andando (unos 3 kilómetros) pero siempre hay  taxistas que estarán encantados de llevarte.  El hotel es tranquilo y cómodo.

Playa Baracoa-1

Vistas desde el Hotel Portosanto, Baracoa

La zona de Baracoa está llena de ríos y riachuelos.  El más importante es el río Toa.  Es el más caudaloso, recorre 130 Km. y desemboca en las Cuchillas del Toa.  Pero también cuenta con el río Miel, del que dicen que si te bañas en él ya no te vas de Baracoa nunca, el Yumurí, el río Duaba, etc…  Nosotros dimos un paseo en barquita por el este último y la verdad es que mereció la pena  dejarse llevar por el discurrir del río, inmersos en un silencio roto solamente por el chasquido de los remos al chocar en el agua,  a la vez que contemplas la maravilla de una naturaleza casi virgen, sin contaminación, y con una flora y una fauna digna de ser contemplada en su estado más puro.

Rio Toa-1 con copy

Rio Duaba, Baracoa (1)

Rio Toa-2 con copy

Rio Duaba, Baracoa (2)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s