¡VEO VEO! ¡UNA CANCIÓN!

JAMBO BWANA

Reserva Nacional de Masai Mara

Llegamos al final de un intenso día de safari por la sabana africana. Estábamos emocionados de haber tenido el gran privilegio de contemplar la espectacular fauna salvaje que nos había dado la bienvenida al llegar a la gran llanura de Masai Mara.

Masai Mara, Kenia

Teníamos poco tiempo para dormir. A las cuatro de la madrugada nos vendrían a buscar a nuestro lodge, para acompañarnos a lo que se convertiría en una experiencia inolvidable.

El complejo de bungalows en el que estábamos alojados, estaba tan integrado en la naturaleza, que los animales tenían vía libre para circular por las zonas comunes; así que nos dijeron, que sería necesario que la persona que nos acompañase hasta la salida, al día siguiente de madrugada, fuese el vigilante armado del recinto.

Nos sentíamos como niños esperando la llegada de Papá Noel con sus regalos. Estábamos nerviosos, inquietos, ilusionados, expectantes,… y por supuesto, ¡desvelados!, no había forma de conciliar el sueño.

De repente y sin darnos cuenta, sonó el despertador y abrimos los ojos como si los hubiésemos cerrado dos segundos antes. Saltamos de la cama y nuestra impaciencia hizo que rápidamente estuviésemos preparados para el gran momento de nuestro viaje. Ropa cómoda, cámaras, y sobre todo prismáticos, no había que perderse ningún detalle por pequeño que fuera.

Llamaron a la puerta de nuestro bungalow y al abrir vimos a nuestro acompañante del hotel. Iba armado, tal como nos habían advertido, pero con un arma muy especial. El arma era un oringá masai, que es como un bastón (hecho de raíz de acacia) que termina en una bola maciza y que lanzado con precisión es un arma mortal. Nosotros habíamos imaginado que llevaría un fusil, pero esto es Africa, una sorpresa a cada paso.

Con el mismo nudo en el estómago que teníamos antes de dormir, subimos al vehículo que puntualmente nos esperaba en la puerta, con un simpatiquísimo chofer keniata, que nos dijo que teníamos que recoger a unos portugueses que se alojaban cerca de nosotros. Todavía era de noche.

Una vez estuvimos todos, el conductor accionó el “play” de su reproductor de música y comenzó a sonar una canción en swajili (idioma oficial de Kenia). Nos animó a aprendérnosla para poder cantarla todos juntos. La canción se titula “Jambo Bwana” , es una canción de bienvenida y se ha convertido en la banda musical de nuestra primera visita a Africa.

La letra dice así:

Jambo (Hola)
Jambo Bwana (Hola Señor)
Habari Gani (¿Cómo está?)
Mzuri Sana (Estoy bien)

Wageni, mwakaribishwa (Los extranjeros, son bienvenidos)
Kenya yetu, hakuna matata (En nuestra Kenia no hay problema)

Kenya nci nzuri (Kenia es una buena tierra)
Nchi ya maajabu (Es una tierra maravillosa)
Nchi ya kupendeza (Es una tierra deseable)
Kenya yetu, hakuna matata (En nuestra Kenia no hay problema)
Kenya wote (Todo Kenia)
Wote Jambo (Hola a todos)

Después de este ameno trayecto cantando la canción que a día de hoy todavía no hemos olvidado, llegamos a oscuras a una llanura en la que unos globos empezaban a inflarse. El espectáculo iba a comenzar. Los quemadores iluminaban y caldeaban el ambiente.

Nos advirtieron que no nos alejásemos ni dos pasos de allí porque estábamos rodeados de hienas y era cierto, las oímos reírse a nuestras espaldas. (Ahora no quiero ni pensarlo, pero supongo que no sólo habría hienas).

Con nuestro nivel de adrenalina al máximo, comenzaron a darnos instrucciones de lo que debíamos hacer para despegar.

Las cestas de los globos estaban volcadas sobre el suelo y para entrar en ellas fue necesario tumbarse dentro. Luego, muy suavemente, la cesta se fue poniendo vertical a medida que el globo se iba hinchando y casi sin darnos cuenta, se empezó a despegar del suelo y comenzó el vuelo.

Al elevarnos, empezamos a ver la primera claridad del amanecer en el horizonte.

Amanecer desde el globo sobrevolando Masai Mara, Kenia

Amanecer desde el globo sobrevolando Masai Mara, Kenia

Amanecer en el globo sobrevolando Masai Mara, Kenia

Amanecer en el globo sobrevolando Masai Mara, Kenia

El globo fue avanzando en un completo silencio, solamente roto por el ruido esporádico del quemador. Ninguno teníamos palabras, ni queríamos buscarlas, sólo queríamos disfrutar de la sensación de paz que nos transmitía la naturaleza africana en su despertar.

Globo y coche de apoyo, Masai Mara, Kenia

Globo y coche de apoyo, Masai Mara, Kenia

Tuvimos la suerte de que nuestro viaje coincidió con la Gran Migración de Masai Mara al Serengueti y pudimos ver desde el aire, millones de ñus y cebras y como no, a sus depredadores. Vimos unas leonas “desayunándose” a su presa; un guepardo, que parecía una estatua, esperando algún animal despistado para convertirlo en suculento tentempié; elefantes, jirafas, gacelas, impalas, búfalos,…

El piloto iba haciendo que el globo fuese ascendiendo y descendiendo y cuando ponía el quemador en funcionamiento cerca de las manadas, los animales se asustaban y corrían despavoridos. Podías oírlos porque volabas sobre sus cabezas. Era como ver un documental en directo.

Cuando el globo ascendía, nos permitía ver la gran llanura de Masai Mara rodeada por las distantes montañas del valle del Rift.

Gran Migración, Masai Mara, Kenia

Gran Migración, Masai Mara, Kenia (Las zonas oscuras son manadas de ñus y cebras)

El vuelo duró aproximadamente 90 minutos que pasaron en un suspiro.

De nuevo nos dieron instrucciones, pero esta vez para el aterrizaje. Debíamos doblar las rodillas y esperar el descenso que también fue muy suave y sin contratiempos.

Vimos acercarse el vehículo de apoyo que nos siguió durante todo el trayecto y en pocos minutos se comenzaron a encender otros quemadores, pero esta vez los de las cocinas de gas que iban a preparar nuestro desayuno. No se podía pedir más, desayunar en mitad de la sabana rodeados de animales salvajes en libertad y celebrando con champán la maravillosa aventura que acabábamos de vivir.

La vuelta también fue un espectáculo. Nos recogieron en un 4×4 y cruzando por entre las manadas, regresamos al hotel. El conductor llevaba la radio puesta y para nuestro asombro, empezó a sonar nuestra españolísima “Macarena” de “Los del Río” en una emisora keniata. No deja de ser una coincidencia, y a pesar de que no es una canción que encaje con nuestros gustos musicales para nada, os podemos asegurar que nos hizo especial ilusión que las dos canciones que nos acompañaron en esta experiencia, fueran una canción keniata para empezar y una canción española para poner las letras de “The End” a esta inolvidable vivencia.

¡Un vuelo increíble!

¡Un vuelo increíble!

¿Qué es “Veo Veo”?  
Es un juego de cuando éramos pequeños y que ahora, los que todavía somos un poco niños,  queremos seguir jugándolo. Es una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, conocer otros viajeros que andan dando vueltas por el mundo.
El día 15 de cada mes, quienes se sumen al ¡Veo, Veo! escribirán una entrada en su blog, en su página personal o  directamente en facebook,  referido a un tema que se elige entre todos. 
Si quieres saber más y apuntarte al grupo,  visita la página de  Facebook “Dinámicas creativas , o en la página web caminomundos.com.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Veo Veo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ¡VEO VEO! ¡UNA CANCIÓN!

  1. Qué buena canción!!!!!!!!!! Nos encantó!!!! Súper alegre 🙂 Nos hizo acordar a “Hot Hot Hot” http://www.youtube.com/watch?v=MYITD8TMvcM

    Gracias por compartirla! Abrazo grande 🙂

  2. Pingback: Veo Veo - Una canción (mil canciones) : Titin Round the World

  3. Pingback: Veo Veo: Grandola Vila Morena | Planeta Tour

  4. Pingback: Veo Veo: una canción viajera | Bitácora Viajera

  5. Pingback: Veo veo: una canción que nos sacó de la zona de confort. - Dale Viaja!

  6. Pingback: Veo Veo: una canción para mirar hacia atrás (con la mente hacia adelante) | Marcando el Polo

  7. Pingback: Veo Veo: Una canción viajera (e inédita) | Ir Andando

  8. Pingback: Veo Veo #8: Una Canción |

  9. Pingback: Una canción viajera (e inédita) - Ir Andando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s